Vídeo promocional Mujeres Descosidas

domingo, 28 de diciembre de 2008

LOLA, ENFERMERA ATÓMICA

-Lola, ¿tú crees que me moriré?
-Mi larga experiencia me dice que tú tienes las siete vidas de gato sin estrenar, Mari Pili.
-Lola tú no eres médico.
-Entonces, ¿para qué puñetas me preguntas?
-Para que me digas cuándo me voy a morir. Estoy muy malita.
-Aquí el único que se muere es el año. Voy a por las uvas.
-Lola si yo no puedo comer. Tengo el suero puesto.
-Tranquila, meto el zumo de las uvas en el suero.
-Oye, cuando me muera si Paquito se fija en una pelandusca, le metes un garrotazo.
-¿A quién Mari Pili, a él o a ella?
-A Paquito… Lola me ahogo…
-Espera que te enchufo un poco esta bombona. No sé para qué es, pero tiene buena pinta.
-No me enchufes nada que me matas. Llama a la enfermera.
-¿No te sirvo yo?
-Me muero Lola. Necesito alguien que sepa.
-Si es de muertos, llamo a mi Pepe.
-Quiero un médico que me diga.
-Que te diga, ¿el qué?
-Cuánto me queda.
-A ti mucho. No hay más que verte, estás como una pasa, pero mira la máquina del corazón qué ritmo de salsa tiene. ¿Le doy un poco más de marcha?
-No toques nada, Lola. No entiendo cómo Paquito me ha dejado en tus manos. Quiere quedarse viudo. Mal hombre…
-Oye, oye, ¿a qué me voy?
-No te vayas, quiero pasar al otro mundo con alguien conocido. Más vale malo conocido.
-Entonces, Mari Pili vamos a ver morir al año.
-Que la que se muere soy yo, Lola.
-Tú no te mueres, Mari Pili. Estás hecha una mierda, pero sólo es una piedra en el camino.
-Si no respiro, Lola.
-Pues te ponemos unos pulmones nuevos y ya está. En cambio mira el año, pobrecito, está decrépito, Mari Pili. Éste se nos muere y el cabrito nos pone un año más a ti y a mí.
-Lola, ¿no me voy a morir?
-De momento no.
-¿Quién te lo ha dicho?
-Dios. Tengo línea directa con Él y me ha dicho que no hay sitio para ti. Me ha dicho, además, que te cuide yo y en un par de días estás como una moto. Oye, ¿si te enchufo este cable a la cabeza? Quizá te reactive el ánimo.
-Quieta ahí, Lola. Es que veo que me matas. Llama a una enfermera.
-¿Pero para qué si estoy yo?
-Porque quiero vivir, Lola. Vete un rato con el de la cama de al lado. Ése sí que está fatal.
-A ver… Uy, para mí que está frito. Las máquinas no funcionan. Creo que por ese yo no puedo hacer nada, pero por ti sí.
-No me toques nada, Lola. Llama a Paquito.
-¿Para qué, Mari Pili? ¿Le quieres pedir perdón?
-¿Yo, perdón? He sido una esposa ejemplar.
-Ya, pero nunca le has valorado sus paellas y estaban muy ricas. Y si te mueres, has de pedirnos perdón a todos. Anda, comienza a ensayar conmigo. Di “Lola perdóname, nunca te valoré lo suficiente”
-No pido perdón porque no me muero.
-Pero si no respiras, Mari Pili. Mira, mira, por este lado ya te estás quedando descolorida. ¿Te pinto un poco? Más que nada porque seas una muerta esmirriada, pero guapa.
-Lola saca las uvas.
-Espera que las espachurro un poco y te las pongo en el suero. Voy…
-Quieta, Lola. Te tomas tus uvas y las mías. Yo te voy dando las campanadas.
-Pero, ¿cómo me voy a comer veinticuatro uvas? Entonces la que se ahoga soy yo. Sabes que soy muy patosa... Pécora, mala amiga.
-En la mandíbula izquierda metes tu uva y en la derecha, mi uva.
-Yo soy de derechas, Mari Pili. Tú, la izquierda y yo, la derecha.
-Yo soy de derechas, Lola. Este es un acto de amor hacia un amigo que se muere. Tú las uvas te las comes en la izquierda y las mías en la derecha.
-Y una mierda. Vamos a hacer una cosa. Me las como todas con la mandíbula derecha. Venga comienza, Mari Pili..
-Doce… Once…
-Para, Mari Pili. ¿Por qué comienzas de atrás hacia delante?
-Bueno, da igual. Comienzo de nuevo… Una… dos… Tres… Cuatro…
-Para Mari Pili, que me atraganto… Tengo aquí un lío de uvas. Me sobran como treinta y tres por lo menos.
-Si son veinticuatro. Doce por cada una, Lola.
-Ya, pero estaban de oferta, Mari Pili, y me han dado más.
-Lola no me alteres que la enferma soy yo. Venga, continúo… Cinco… Seis… Siete… Ocho.. Nueve… Diez… Once yyyyyyyyy DOOOOOOOOOOOCE ¡Feliz año 2009!… ¿Lola?… ¿Lola? ¿Lola dónde estás?
-Aquí, debajo de la cama, aún en el 2008. He perdido una uva y la estoy buscando. Di al 2009 que me espere un momentito que ahora voy.

9 comentarios:

Terly dijo...

¡Hay que ver, Lola, qué paciencia tienes con Mari Pili? Estoy seguro de que si eres tú la que estás malita, ella, ni una uva se come por ti.
Yo sí, Lolita, una a una y al ritmo de cada capanada, por ti me comería la doce, ya sabes cuanto te quiere tu... Hernestino...ino...ino...ino...

pati dijo...

Hasta para comeros las uvas tenéis arte!!!!

Encuéntrala, por Dios, Lola! Encuéntrala!!! :P

Feliz Año a las dos!

Un besazo :)
Fdo.:
Una de derechas ;)

Luz de Gas dijo...

Jajaja, no puedo dejar de reir, espero que encuentres la uva y te la metan en vena para entrar al 09.

A ver si la próxima te podemos entrevistar por el radioblog.

Feliz Año,

besos.

Isabel dijo...

Encuentra la uva mujer, que hay que empezar el año, y que se mejore tu amiga, pobrecita, pero que la cuide la enfermera, que tu te la cargas. Un beso

JAVIER AKERMAN dijo...

Apreciada Mª Ángeles:
Que en el 2009 nos sigas deleitando con nuevos episodios de Lola.
Te deseo un feliz 2009.
Un fuerte abrazo.

María (lady) dijo...

Lola, Mari Pili, no os atragantéis con las uvas, por favor, y conservad ese humor y ese arte que nos gusta tanto.

Besos y BUEN AÑO!

blumun dijo...

Feliz Año Nuevo queridas:)
Un abrazo

Jesús M. Tibau dijo...

feliz año y que no pierdas ninguna uva

MarianGardi dijo...

Eres buenisima Angeles, de verdad,
me encantas. Me lo paso pipa contigo jajajaja
Un fuerte abrazo