sábado, 17 de enero de 2009

LOLA Y FRED ASTAIRE

¡La madre que me parió! Qué catarro tengo… Justo hoy que quería empezar mis clases de baile, tengo los pies en crisis; están como dos cubitos de hielo y para bailar hay que estar caliente. Al menos eso dicen los que entienden como la vecina de mi madre que baila una hora al día y está como un gladiolo con ochenta y cinco años… Ayer, que iba entregada a ver a mi santa madre ya con las esquelas preparadas, me encuentro a la mujer gladiolo y me dice -anda que no hay ingenuas por el mundo, leches, pensé que sólo estaba yo- “Lola, debemos hacer bailar a tu madre. Tal vez así se la vaya la nube aciaga” Yo que estoy a la vuelta de la esquina de casi todo, la miré de arriba abajo, igual que si estuviera escuchando a un canario en medio de desierto y la contesté “Genial” No soy nadie para quitar las ilusiones a nadie y menos a una viejecita que se cree Ginger Rogers. A mí, como si quería convertir a mi santa madre en Fred Astaire… Cosas más raras se han visto. Desde que me percaté que Pepe Perro está enamorado del periquito de mi vecina del tercero A, me creo casi todo. Claro, que mi santa madre es hueso putrefacto, pero si ese día me libraba de leer esquelas, yo hacía el pino puente si hacía falta.
Así que allí llegamos las dos, igual que dos gladiolos recién abiertos… Sin problemas, nos marchitamos según abrió mi santa madre la puerta y nos comunicó que el frío se está cargando a todos los ancianitos del país.
No obstante, por si acaso Dios quería lucirse y hacer un milagro, encendí la radio y busqué una emisora sabrosona que agitara el cuerpo a mi santa madre. Claro, con lo tiesa que es, más que un garrote, Dios se negó. Me dijo que tenía cosas más importantes que hacer en vez de meter el ritmo a una ceniza (mi madre)… Así que terminamos con el alma en un puño con tantas desgracias que nos tenía preparadas mi santa entre café y café.
En un lapsus que se quedó muda (estaría buscando en sus anales alguna desgracia más) Ginger Rogers me dijo que si nos bajábamos a su casa que tenía unos discos de Machín soberbios. Yo, con tal de salir de allí, bailaba hasta con el palo de la fregona si hacia falta. Así que nos dispusimos a levantarnos cuando pregunta mi santa (madre) “¿Sabéis de que se murió Machin?”Otra vez a sentarnos y Ginger Rogers se nos puso a llorar porque era una fan incondicional del hombre de los angelitos negros… Como aquello comenzaba a traumarme y, en vez de tener la sensación de estar en casa de mi santa (madre), tenía la presencia de que estaba metida en un sarcófago de los que vende mi Pepe, decidí cortar por lo sano y llamar a Mari Pili “¿Dónde estás?” “¿Estoy con mi cuñada buscando un autobús para que se vaya al entierro de la madre de una amiga? ¿Te cuento de qué manera más vil se ha muerto, Lola?” ¡Coño! Y perdonadme por la expresión soez, pero es que se había puesto todo el mundo de acuerdo para que yo terminara en un cementerio y yo estaba ¡viva!, leñe.
Salí de casa de mi santa a gatas, pero me escapé a oxigenarme a la calle cuando suena el móvil y por casualidades de la vida, atino a la primera y me sale la voz de mi amiga Aurorita contándome que se ha muerto no sé quién; la colgué sin más preámbulos.
¿Acaso se había puesto de acuerdo España para morirse toda de una vez y quedarme sola con la crisis? Ni de coña, aquí no se muere gente, aunque lleve a la ruina a mi Pepe por no vender sarcófagos. ¡Todo el mundo a bailar!, ya que según Ginger Rogers bailar rejuvenece… Y ahora que me dispongo a fundar la primera escuela de baile hondo anti muerte, voy yo y me resfrío y los pies se me quedan moribundos; seguro que mi madre me ha echado el mal fario, pero lo que no sabe ella es que yo soy Fred Astaire y soy inmortal; he dicho.

6 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Yo también llevo unos días con los pies como el hielo, hoy llevo dos calcetas y aún así tengo frío en ellos.

Machín es lo mejor para bailar y con esos pasos estarás eterna, no se si eternamente pero estarás eterna cuando bailes.

roxana dijo...

PUES QUE TE MEJORES!!!!!!!!!!! CON ESE FRIO QUE DEBE HACER ALLA, QUE TE TIEZA HASTA LA SANGRE!!!!
FRED QUE BAILARIN!!!!! SOÑAR EN BAILAR CON ÉL, TODA UNA FANTASIA DE ALTO RANGO! PERO POR SOÑAR, DEMOSLE ADELANTE!!
BESO
ROXANA

Isabel Silver dijo...

Me ha encantado leer las historias de lola. Aprovechando el frio que hace hoy me acorde de tu mail donde dabas la direcion de tu blog y me he encontrado con un mundo de fantasticas historias, sencillamente genial.

un abrazo

roxana dijo...

Hola Lola!!1 Te invito si aun no lo vistes, entres a mi blog y veas un video de youtube que baje donde una niña de 12 años canadiense da un discurso y reto a los maduros adultos!!! Sin palabras. te espero Un beso
Roxana

MarianGardi dijo...

ERES GENIAL LOLITA LOLA!!
AHI VA UN PUÑADO DE ROSAS PARA TI
PRECIOSA
Besos

Sombras Chinescas dijo...

Cuando se empieza a asistir a más velorios que a bodas, uno se da cuenta de que (maldita sea cuándo) se ha terminado haciendo mayor.

Saludos.