lunes, 15 de junio de 2009

LOLA Y JUANA LA LOCA

-Mari Pili, tengo una duda existencial sobre tu persona.
-No tengo secretos para ti, Lola. Dispara.
-¿Qué sabes sobre Historia y Geografía de España?
-Lola esa es tu especialidad. Te recuerdo que yo estudié Derecho.
-Derecho torcido, más bien... ¿Y de geografía más allá de Valladolid para abajo?
-Mujer... Majadahonda y su histórico mercadillo, que sin ser medieval, tiene una concentración de chollos por metro cuadrado superior a la media y cuyo objetivo es saciar a la jet empobrecida..., como tú y yo por ejemplo, bueno, ricas nunca hemos sido, pero como somos tan glamorosas, se nos confunde.
-Muy bien, Mari Pili, muy bien, estás hoy sembrada... Y ahora, ¿quién fue Juana la Loca?
-Prima carnal tuya, Lola.
-Has errado, pequeña saltamontes. La Juana se volvió loca por culpa de Felipe el Guapo. Yo no he necesitado de aditamentos. Yo misma mismamente me he bastado.
-Pobre de su madre, Doña Isabel la Católica, ¿verdad, Lola?
-Mira, podíamos ir a darla el pésame. Estos detalles siempre los agradecemos las madres. Oye, y conocer a una reina en su castillo es de mucho postín, ¿verdad?... Me estoy dando cuenta que nos tendremos que vestir de princesas...
-Eh, para Lola. Me acabo de perder.
-Mira que te digo que cuando hables conmigo lleves un plano aunque sea el del metro... A ver, ¿dónde te perdiste?
-¿Quién se ha muerto? ¿A quién vamos a dar el pésame? ¿A dónde vamos a ir?
-Guapa, no es que te hayas perdido, es que ni has empezado a perderte, Mari Pili... Atenta que comienzo... Se ha muerto la Juana y vamos a dar el pésame a su madre al castillo de la Mota. ¿Qué te parece?
-¿No vamos un poco tarde, Lola?
-Mari Pili, no hace falta que vayamos hoy, podemos ir mañana.
-¿Lola sabes cuándo se murió la Juana?
-No sé, acabo de leer su esquela en un libro de historia... Se murió de amor, qué bonito. A mí estas cosas me emblandecen... Estoy pensando, ¿Paquito y Pepe se morirían de amor por nosotras, Mari Pili?... Estoy pensando, qué liberación...
-¿Liberación de ellos o de ellas?
-Ellos, Mari Pili, por supuesto ellos. Irían al cielo a descansar. Ellas, en cambio, serían, seríamos, unas inconsolables viudas... Mira, estoy pensando... Búscame el teléfono de Felipe.
-¿Qué Felipe, Lola?
-El guapo, el viudo de la Juana, para preguntarle qué se siente y hasta cuándo dura la pena... Yo es que no he nacido para estar triste... Ah, también busca de paso el teléfono del castillo de la Mota para pedir la venia a la reina.
-Lola...
-… Ya sé, no me lo digas, te lo digo yo: leer aquello que no sea sobres de sopas y el papelito de las instrucciones de los supositorios, altera mis neuronas que, al no funcionar habitualmente, se disparan… ¿A qué sí, Mari Pili? Pues no, mona. Mi problema es la centrifugadora que llevo dentro del cerebro. Mezclo, bato y… Ahora, también te digo que cada día me noto más culta, más inquieta… ¿Llamamos?
-¿A quién, Lola?
-Al guaperas, a la Mota y, si no te cogen el teléfono, llama directamente a su majestad. Dila que mañana vamos y que Dios tenga en su gloria a su hija,
-Lola, me voy a comprar el pan es tarde… Mañana llamamos.
-Vale, mira una panadería, entremos.
-¿El siguiente?
-Yo… Déme veintisiete barras de pan.
-¡Ozú!, éste se lleva la panadería entera y te quedas sin pan, Mari Pili… Oiga, señor, ¿nos revende una barra? Es que tanto pan es malo. Se va a meter demasiada masa en el cuerpo.
-No me da la gana.
-¡Leches!, el pirado del otro día, Mari Pili… ¿Cómo se llamaba? Lo tengo en la punta de la lengua y no me sale…
-Justiniano, Cleopatra.
-No soy Cleopatra, me confundes… Soy Dolores, pero llámame Lola, suena más…, ya sabes.
-Suena a faraona.
-Sí, pero ésa era Lola Flores. Yo, simplemente Lola… Bueno, ¿me revendes o no una barra? Tenemos prisa.
-Lola déjalo. Es que veo que le vuelve a dar el ataque como el otro día.
-Tranquila, Mari Pili, hoy tengo dominada la situación… ¿Qué, Justiniano, hace la reventa?
-Te vendo todas, Cleopatra.
-Un poquito de por favor, Justiniano. Una cosa es que esté mi cuerpo más o menos grueso y otra que me quieras cebar con pan.
-Todas he dicho.
-Que no quiero todas, cabezota. Una, además aquí el pan es malo. ¿Cerramos el trato, Justi?
-Nooooooooooo…
-Mari Pili, vamonos que ya comienza…
-Te lo dije, está más pirado que Juana la Loca y tú juntas… Cooooooooorre, que viene tirándonos las barras de pan.
-Justiniano para que soy prima directa de Juana la Loca y te denunc… Qué barrazo me ha dado… Pues mañana, Justi, no te llevo al castillo de la Mota. Hala, me has cabreado.
-Mira Lola, se ha parado.
-Claro, se le han terminado las barras de pan, no te fastidia.
-Cleopatra espera. ¿De verdad me llevas al castillo de la Mota?
-¿Y mi barra de pan? ¿Y los barrazos que nos has dado, qué?
-Lola, déjale, está zumbadísimo.
-Anda, porque soy inmensamente buena, Justiniano… Dame tu teléfono y cuando localice a Isabel la Católica te llamo para ir a la Mota.
-Cleopatra te esperaré siempre…
-… Pero sentado, Justiniano.

11 comentarios:

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Esta fusión con Justiniano es la repera, que bueno, y con Isabel La Católica (con lo mal que me cae esa mujer).

Pd. Por cierto estareis en Vll el 27 las dos? Para la radionovela?

Liliana G. dijo...

¡Aaaay qué estupendo, amiga! Ahora entre Lola, Mari Pili y Justiniano, es para morirse de risa... Jajajaja
Besotes y que siga.

runner48 dijo...

Siempre genial...
bsss

ana dijo...

¿y ese Justiniano? ja ja ja ja ja ja ja.

Por cierto que un poquito de historia nunca viene mal.

Un besito muy fuerte amiga.

Pdta. Ultimamente internet me va fatal. Si ves que tardo ya sabes....

Ricardo Tribin dijo...

Querida Ma Angeles,

Juana La Loca; Felipe; Cleopatra, fundes a todos, como siempre en magnifica conexion de relatos con la activa intermediacion de la querida Lola.

Un beso grande con carino y amistad..

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

JAJAJA...QUE LOCAS!!!
BESITOS.

salvadorpliego dijo...

Que buen cierre... muy espontaneo.

Un placer leerte.

TORO SALVAJE dijo...

Justiniano!!!!!, ya se me ha escapado otra vez, ya sé que son guapas pero tú has de venir a tu blog desagradecido, siempre haciendo el cafre es que.....

Besos.

MAG dijo...

Que rica y fresca lectura nos ofreces, me has llevado de la mano hasta la panadería, y luego en su persecusión con el magnífico de Justiniano, jajaja
Un abrazo

América dijo...

Esto me supera jajajajajaja,Juana La Loca a Cleopatra,entrelazas con maestria ..... Ya llego busco el tema de tu blog leo y disfruto de unos minutos increibles....

Marta dijo...

Me parece que me salté alguna clase de Historia!!!!!.

Menos mal que está Lola por aquí!.