Vídeo promocional Mujeres Descosidas

domingo, 4 de octubre de 2009

LOLA Y COLON

-Mari Pili, qué rebajas las de este año. Me he comprado un supermercado. Todo inútil menos esto. ¿Qué opinas?
-No veo nada, Lola. Tus pechos me nublan la visión.
-Ahí, ahí quiero ir Mari Pili. ¿Qué opinas?
-Insisto que no tengo opinión. Tus pechos me apuntan como dos metralletas, leñe.
-¿Metralletas? Son dos carabelas, la Pinta, y la Santa María. ¿Qué opinas?
-¿Qué voy a opinar? Pues que todo lo que has comido este verano se te ha quedado obstruido debajo de la garganta.
-De verdad, Mari Pili, qué poca poesía tiene tu cerebro, coña. Este curso te voy a llevar a clases de delicadeza cerebral.
-Lola de esa guisa vas pidiendo guerra. Adelgaza, cariño.
-No hace falta. Mis carabelas son de quita y pon.
-Ah… Pues quítatelas, hija. Por curiosidad, ¿qué te has puesto? ¿Sandías o melones?
-Unas prótesis. Mis dos barquitas iban a la deriva, sus velitas cada vez más desinfladas. Menos mal que Colón se me apareció en sueños.
-¿Colón? Ah… ¿Y qué tal se encuentra?
-¿Quién, Mari Pili?
-Cristóbal Colón, Lola.
-Ah, no se lo pregunté. Si que es cierto que anoche volví a estar con él. Estaba maravillado. Me dijo que sin duda descubriré este otoño un nuevo continente.
-Volviste a estar con Colón…, ya. Yo con Freud.
-¿Quién es ése, Mari Pili?
-Un conocido mío que me ha dado buenos consejos.
-¿Cuáles, Mari Pili? Ya sabe que yo estoy abierta a cualquier novedad.?
-Me ha dicho que los senos deben tener el tamaño de la palma de una mano. Los tuyos los quintuplica, Lola.
-Pues vaya, qué tío más soso. Eso es porque no se ha puesto un wonderbra.
-Lola, por Dios si es ya no se lleva.
-Claro, por eso están tan baratos y me lo he podido comprar. Hay que tener personalidad y nadar contra corriente, Mari Pili. ¿A que eso no lo sabe tu amigo el frío.
-Freud, no frío, Lola.
-Bueno, como se llame el fulano ése… Mari Pili…
-¿Qué, Lola?
-¿Quieres probártelo?
-Lola, en cada espacio de tu chisme, caben dos cabezas mías.
-¿Ves? Te has pasado la vida siendo una descabezada y ahora ya no tiene remedio…, aunque los había talla mínima, eh, para micro cósenos.
-Vamos a hacer una cosa. Esta noche si sueñas con Colón, le preguntas si acepta en su armada dos zodiac. Yo le preguntaré a Freud, no obstante qué hago contigo.
-¿Conmigo? Si me conoce ese fulano tiene entretenimiento de por vida, Mari Pili.
-Ni que lo dudes, Lola. Estás más sonada que un sonajero, hija.
-Y que luego diga Paquito que tienes medio cerebelo… Anda, vamos a la compra.
-Yo contigo así no voy. Quítate el chisme ése.
-Oye que me ha costado mis dineros…
-Póntelo cuando estés con Pepe.
-¿Qué quieres, que se crea que son de verdad y no vaya a trabajar, Mari Pili? Pobre hombre ya está bastante trastornado.
-Quítate ese trasto o no salgo contigo, Lola. Me muero de vergüenza.
-¿Pero cuándo has tenido tú vergüenza mendecata? Si la tímida era yo.
-Lola no me pongas nerviosa que se me desequilibran las neuronas.
-Pues llévame al circo. ¿No hay la mujer barbuda? Pues yo, la mujer carabela.

12 comentarios:

DIAVOLO dijo...

"Hay que tener personalidad y nadar contra corriente"... jejejje... ¡qué grande es Lola!

Besos.

América dijo...

Querida amiga me queda la frase "se me desequilibran las neuronas",mira que eres ingeniosa!

Tony Amesty dijo...

Son muy buenos tus diálogos, me imagino la situación y me parto de la risa.....

Un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Seguro que está guapísima de carabela.

No hay ninguna foto?

:P

Besos.

joselop44 dijo...

Me he reido muchísimo. ¡Vaya con las lolas de Lola! jajaja
Un abrazo amiga

santiago dijo...

se hacen cortos los diálogos,
un placer leerte

Nómada planetario dijo...

Alguien debería llevar diálogos como estos a la TV.
Me recuerda esto de los melones a una presentadora, por llamarle algo, que sale en un canal, en la TDT, de esos con un 905, al que invitan a llamar para resolver una adivinanza, buscar diferencias entre dos fotos o algo así. el personal se distrae con la interfecta y no hay manera.
Besos del viejo mundo.

Albino dijo...

Si los pechos de Lola son la Pinta y la Santa María, supongo que ella será la Niña.
Besos

JAVIER AKERMAN dijo...

Estimada Mª Ángeles:
Cada vez que oiga alguna referencia a Colon o Freud... me voy a partir de risa.
Feliz semana guapetona.
Un beso.

Terly dijo...

No son pechos tus pechitos
ni tampoco carabelas
son más bien un par de bielas
que hacen funcionar a Pepito.

Son redondos, redonditos,
o más bien como cazuelas
propios de una damisela
de estilo y porte exquisitos.

Si Pepe los acaricia,
el mundo le importa un pito
y le ciega la avaricia

el anhelo, la codicia
no frenando su apetito
hasta estar del todo ahíto.

Liliana G. dijo...

Buenísimo como siempre M. Ángeles, cada vez que te leo me hago a la idea de que estoy escuchando a estas muchachas genialmente desquiciadas... jajajaja.

Besotes.

Anónimo dijo...

Microchip-666.