Vídeo promocional Mujeres Descosidas

domingo, 27 de diciembre de 2009

LOLA Y EL CUENTO DE LA LECHERA

-Lola, hija, deja de comer. Un poquito de por favor…
-No puedo, Magui Pili, tengo mucho hambre… Oye, ¿me puedo llevar las sobras en una cazuela?
-Lola, te invité con mi fórmula de cortesía y tú…
-¿Cuál es tu fórmula de cortesía? ¿Qué me enseñes los langostinos, las almejas, las nécoras y una vez olidos, los guardes?
-Te comes un langostino, una patita de nécora y ya, pero es que me has dejado las bandejas vacías.
-Te he hecho un favor, Magui Pili, ahora sólo tienes que fregar los platos… Oye, ¿Y esa bandeja?
-¿Cuál, Lola?
-La que está en el mueble de la televisión?
-Son mis mazapanes, Lola.
-Virgen del Perpetuo Socorro, Excelentísima Señora de los mares, qué profusión de mazapanes. Voy a probarlos…
-Uno, te comes uno y dejas miiiis mazapanes, ¿entendido, Lola?
-Ya estamos con el mí, tú, su, coña. Es que como te comas toda esta bandeja, se te retuerce el intestino, trae que te ayudo yo…
-Uno y basta he dicho.
-Tajante y concéntrica.
-Toma un poco de chorizo y salchichón, Lola.
-¿No tienes solomillo mejor?
-No.
-Pues trae los mazapanes… Mira, en forma de perita, nuez, empanadilla, qué monada. ¿Dónde los has comprado para comprarlos yo?
-En un convento, Lola.
-Ah… Vete y compras más. Yo no puedo ir a un convento.
-Anda, ésta, ¿y por qué?
-Allí no me dejan hablar… Dame un poco solomillo, ya que no me dejas catar los mazapanes.
-Chorizo y salchichón, Lola…
-Puerca miseria… ¿Has comprado ya las uvas, Magui Pili?
-Sí… Espero que no pretendas comerme las uvas cuando faltan cinco días para noche vieja, verdad?
-Si las comemos ahora, ya tenemos un trabajo hecho. Ponemos a Paquito con un plato, a Pepe con una cuchara y nos van dando las doce uvas. ¿Hace?
-No.
Pues dame mazapanes o solomillo.
-Chorizo y salchichón.
-… Al menos un poco de cava, mujer…
-Gaseosa, Lola.
-He visto en el frigorífico que tenías…
-Gaseosa, Lola.
-Mira, en el dos mil diez va a ser mi año y te vas a enterar de lo que vale un periquito. Te lo juro… He dicho.
-¿Qué te va a pasar en el dos mil diez, Lola?
-Yo qué sé, me gusta que me sorprenda el futuro, Magui Pili, pero como se me reproduzca dinero, te enteras…
-¿Reproducir el dinero?
-Si, Magui Pili, si. Haré altas inversiones y me compraré solomillos al por mayor y un convento parlante entero para que me hagan mazapanes… Ah, y una cueva gigante para beberme todo el cava que produzcan… ¡Hala!… Ah, y más… Todos los bares y restaurantes de España donde entraré y fumaré porque son míos y nadie me lo podrá prohibir… Y, y, y mandaré a mi madre a hacer un viaje que dure mucho, muchísimo y…
-El cuento de la lechera, Lola…
-Sí, pero rodeada de solomillos y mazapanes de sacristía bailarines…

7 comentarios:

mapipi dijo...

ay Lola no me cambies nunca,siempre me pones una sonrisa en los labios aunque sea a costa de Magui pili la pobre que paciencia.Otros doce meses se nos vienen encima ojala que te sorprendan gratamente pero claro con mari pili si no no tiene gracia.Un besazoooooo

Liliana G. dijo...

Eso de "Magui Pili" me encanta :)
Lola está cada vez más descontrolada...
¡Que siga así! Jajajaja

Besos y... ¡FELIZ 2010!

América dijo...

JAJAJAJA! Que ganas me ha dado de comer mazapanes,esto no es justo!

Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Lo demás no sé, pero lo de fumar está difícil.
Hay una bruja que manda mucho que tiene ganas de fastidiar.

Besos.

Albino dijo...

Lolita y Magui Pili. Mucho mazapán y langostinos, pero os olvidasteis del turron.
Y las uvas ¿van a ser enlatadas?. No son tan clásicas, pero mucho más comodas. Antes de envasarlas hay una maquina que les quita la piel y las pepitas.
Y ahora pienso, ¿daran menos suerte? ¿Serán de plástico?
Por si acaso compraré el clásico racimo y antes de repartir me reservaré las doce mejores.
Besos para las dos y para la madre del cordero.

Nómada planetario dijo...

No me hables de comida al por mayor, que ayer pasé un día de perros con tanta indigestión.
Felicidades.

Anónimo dijo...

Hola Lola, me encanta como escribes. Yo también lo hago y desde aqui te felicito sinceramente.

Un beso grande