Vídeo promocional Mujeres Descosidas

miércoles, 18 de abril de 2012

MARI PILI EMPRESARIA DEL AÑO


-Mari Pili ven aquí ahora mismo…
-No puedo, Lola, hoy me he levantado inspirada, y no puedo dejarlo.
-Dejar, ¿el qué?
-Estoy haciendo una hermosa y creativa acción social.
-¿Obra social? Pero si estás con el aspirador…
-Claro, estoy limpiando mi casita. Me siento Cenicienta.
-Qué lástima, qué pena, qué destrozo… Deja ese chisme y haz una obra social conmigo… Te necesito, Mari Pili, Pepe me quiere matar.
-Mira, Lola, lo que no entiendo es cómo no te ha matado ya.
-No te engañes, no me ha matado porque anda escaso de ataúdes en la funeraria. Con la crisis no puede comprar más cajas y si me mata, dónde me mete…
-Pues que las reutilice.
-Que reutilice el qué, los muertos o las cajas…
-Las cajas, Lola, las cajas… Primero entierra al muerto y, por la noche, saca al muerto y  reutiliza la caja con otro difunto.
-¡Leches, Mari Pili! Si debajo de tu pelo amarillo tienes sesos… Quieres que le venda a mi Pepe tu idea… Bueno, iríamos a medias. Yo simplemente actuaré de trampolín.
-No, yo mis negocios los llevo sola. Me basto conmigo misma.
-A, a, a que me chivo…  Ahora mismo llamo a Christina Christner y te expropia el negocio…
-Pero, pero qué tarada de amiga tengo ¿Qué he hecho yo, Dios mío Todopoderoso?
-Eh, eh, para el carro. El Señor juega siempre limpio, no le metas en asuntos terrestres.
-… Oye, Lola… Y si ponemos una funeraria paralela. Hacer sombra a tu Pepe, jamás. Si la suya es Pompas fúnebres La Alegría… La nuestra, no sé… ¿Tal vez, Funeraria La Feria de Abril?
-El nombre es muy apropiado pero, ¿el género de dónde le sacamos?
-Muy sencillo, Lola. Tu Pepe, como siempre hará un trabajo impecable, nadie le podrá reprochar nada. Después…. Actuaremos nosotras.
-Mari Pili tú sabes bailar sevillanas, pero yo no.
-Hija mía, el seso que Dios me puso encima de mis hombros, a ti te lo puso en los pies ¿Cómo vamos a bailar unas sevillanas en un entierro? Lola, piensa, piensa un poco.
-No puedo, el poco pensamiento que tengo si lo uso se me gasta.
-Vale, déjalo. Te decía que por la noche, vamos nosotras y robamos la mercancía ¿Entiendes ahora? Y nosotras la vendemos en nuestra funeraria.
-Ah, ahora entiendo. Nosotras luego revendemos el muerto a su familia… Qué alegría se van a llevar las familias cuando se rencuentren con sus muertos… De paso, mientras excavas para sacar a los finados, Mari Pili, puedes encontrar petróleo…
-Lola vas a excavar tú que eres la gorda… Yo, ya me es mis fuerzas se reducen a comerme un bombón.
-Muy bien, tú lo has querido, Mari Pili, yo me quedo con el negocio del petróleo y tú con los cadáveres.
-De eso nada, que la que llama a la Christina Christner soy yo ahora mismo.
-Por el amor que te he profesado siempre, Mari Pili ni se te ocurra hacer eso, que esa señora hace colección de cementerios en Buenos Aires y es capaz de quitarle el negocio a mi Pepe.
-Bien, no la llamamos, Lola… ¿Qué hora es?
-¡Cáspita! La hora del Cola-Cao.
-Pues, hala, tu a cavar y yo a tomarme el Cola-Cao que estoy muy débil.
-¡Maldita la cuna que me arrolló! Y encima la nombrarán empresaria del año y yo sin bajar ni un gramo de grasa por tanto cavar.

2 comentarios:

PEPE LASALA dijo...

Refrescante y desenfadado, gracias por hacer que desconecte de un duro día mientras leo tu blog. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

Sergio DS dijo...

Eso es lo que se llama un nicho de mercado, aunque la hora del almuerzo (o el Cola-Cao) sigue siendo sagrada. :)