Vídeo promocional Mujeres Descosidas

jueves, 17 de septiembre de 2015

LAS PRIMAS DE LOLA Y MARI PILI

-Lola hoy no salgo contigo.
-Anda, ¿y por qué, Mari Pili?, ¿me dejas plantá como a una fallera mayor?
-Tómalo como quieras. He quedado con mi prima Gladiolo.
-¡Ah!, pues que sepas que yo tampoco puedo.
-Anda ésta, ¿se puede saber por qué me dejas cuando soy la única que te aguanta?
-He quedado con mi prima Maitechu.
-¿De dónde, puños, has sacado tú una prima, Lola? ¿Es vasca?
-Sí, es de Vasconia y la he sacado del altillo de mi armario. ¿Qué pasa, Mari Pili, tú puedes tener gladiolos y yo no tener vascones, o qué?
-¿Tu prima levanta piedras, Lola?
-Pues no. ¿Y la tuya es tan escuchimizada cómo tú?
-Pues vaya prima vasca que tienes que no levanta piedras… Al menos cocinará bien, digo yo.
-Pues tampoco, Mari Pili. Tiene alergia a la cocina. ¿Y la tuya?
-Pues tu prima no es vasca ni vascona ni na. Y que sepas que la mía hace croquetas y quiches.
-¿Tienes una prima afrancesada? ¡Qué vulgaridad!
-Lola, ¿desde cuándo las croquetas son francesas? Anda que la tuya que no levanta piedras ni cocina. Yo que tú, la volvía a meter en el altillo, mona.
-Pues que sepas que tu prima Gladiolo no huele.
-Pues claro, Lola. Mi prima es muy limpia.
-Ya, pero no huele.
-Y la tuya ni cocina ni levanta piedras.
-¡Ay qué leche de bollitos!, y la tuya no huele.
-Y la tuya ni cocina ni levanta…
-Que sí, Mari Pili, no levanta piedras, lo sé, pero también sé que la tuya no hu…
-que Gladiolo es muy limpia por eso no huele, recontra.
-A mí tú no me chillas, eh, pecho encogido.  Mírate, han venido veintisiete grados menos y te has quedado sin pecho, Mari Pili.
-Pero, ¿cómo no te voy a chillar si estás llamando guarra a mi prima Gladiolo? Y que sepas que sabe hacer de todo.
-Yo a Gladiolo no la he llamado guarra. Simple y llanamente digo que no huele, ¿o acaso los gladiolos huelen? Que te enteres, mari Pili mi razonamiento es lúcido e intangible.
-Mi prima huele como una rosa, que lo sepas, y sabe hacer de todo, no como tu prima que ni levanta piedras, ni cocina ni sabe qué es una croqueta española, coña.
-Pues que sepas, nenúfar, que mi prima también sabe hacer de tó y mucho… Además, sabe sacar petróleo a los altillos.
-Pues si yo soy un nenúfar, tú eres un crisantemo con una prima que no levanta piedras ni cocina.
-¡Ay, por todos los apóstoles, Mari Pili!, no me llames crisantemo, un poquito de por favor, que me avocas irremediablemente a un cementerio y yo estoy hecha para el gran público vivo…, no muerto. Terminemos esta discusión. Admito Gladiolo como lechuga de asfalto.
-¿Cómo has dicho, insecto de cementerio? Pues yo admito Maitechu como cámara frigorífica para chifladas sin remedio… ¡Zanjau!

-Y una leche, Mari Pili, que mi prima es capaz de meterme en la nevera y allí dentro me momifico.

1 comentario:

RECOMENZAR dijo...

me encanta con la fragilidad intensa que escribes