viernes, 9 de febrero de 2018

LOLA Y PEPE, VIAJEROS EMPEDERNIDOS

-Lola, el día tres tenemos hora con el cardiólogo.
-Pues di a tu corazón que espere porque ese día tenemos excursión a Calamocos.
-Ah… ¿Y qué hay que ver en Calamocos?
-Ni idea, Pepe, pero estaba de oferta.
-ah… Bueno pues llamo y pido cita para el veintisiete.
-Uff, imposible, Pepe. Vamos a Guarromán.
-Ya… ¿Y qué se nos ha perdido donde los hombres guarros?
-Excursión con comida gratis, te llevan, te traen y te paran a mitad de camino para haces pis, ¿te parece poco?
-Vale, pues entonces ya lo paso al día tres. Voy a llamar ahora mismo.
-¡Alto a los caballos! Ese día vamos a Parderrubias…No preguntes, Pepe. Aquí nos dan desayuno y merienda gratis y un paseo en góndola por el río.
-Lola, a ti si te hubieran dado a elegir al nacer, hubieras, sin duda, elegido ser maleta.
-Maleta, no, Pepe, en tal caso equipaje. Palabra global que incluye varias maletas de diferentes tamaños.
-Vale, acepto sapo como gallo de corral. Sin más dilación pido consulta para el día diez.
-Pero bueno, ¿qué urgencia tienes tú con el cardiólogo? ¿No tienes nada más divertido que hacer en vez de pensar en giras turísticas a los médicos? Sabes, Pepe, que entras, pero no cómo sales de allí. Con tal de no soltarte esos matasanos te encuentran media docena de órganos fusilados.
-Lola, necesito ir a que me miren el corazón. Sufre de estrés contigo. Vive en un ay cada vez que abres la boca, cada vez que interactúas sin permiso de mi intelecto para digerir tus incesantes descalabros… ¿Me entiendes, Lola?
-… Pues no, Pepe… Eso de la interactuación del cosmos entre tu raciocinio y mi yo intrépido no encaja en nuestras vidas, tu obsesión con ir al médico y yo como equipaje mutante…
-¿Pero qué dices, alma de cántaro?
-Nada, Pepe, no digo más que el diez tenemos un periplo a Limbo, Los Infiernos y El Purgatorio. Todo incluido. Aquí te dan hasta pijama y zapatillas.
-…Oye, Lola, ¿por qué no vuelves a tu añeja afición a los mercadillos?
-Muy sencillo, Pepe, me gusta ser más tratante de viajes. Además, en el mercadillo me he comprado bragas que, por malas que me salgan, tengo bragas para cinco años, así que he decidido buscarme otro entretenimiento.
-Ya, Lola, ya… ¿Y me puedes decir cómo y de qué manera vamos a pagar tanto viaje?
-Tranquilo, vete a la cama, y déjalo de mi mano. Tu Lola siempre te ha solucionado todo.
-…O estropeado… Me voy a dormir. Recuerda que este mes entre que vamos a Limbo y a Calamocos, está sin pagar el teléfono con amenaza que nos lo corten pasado mañana… ¡Adiós mi tormento!

-Ehhhh, tú no te vas a ningún sitio hasta que soluciones lo del teléfono. Mira si hay que ahorrar, te quedas tú y me voy yo… ¿Con ese ahorro tendremos para pagar el teléfono? Sabes que Mari Pili no vive sin mis llamadas.

7 comentarios:

lillymarmat dijo...

Me hacen mucho reír, Pepe con su corazón sedentario y Lola con el suyo aventurero...No vayan al cardiólogo, no. Fijo que les halla un palpitar sospechoso, un soplo raro y ¡ Vengan todos los exámenes habidos y los aún no inventados! Piensa que el cardiólogo financia sus viajes a costa de los que no se atreven a viajar y piden hora para una revisión.
Además Pepe se queja de lleno. Su corazón late lleno de bríos gracias a las ocurrencias de Lola, que lo mantiene bien despierto.
¡ Feliz viaje, tortolitos peleadores!

Kasioles dijo...

Yo creo que Pepe y tú formáis el matrimonio perfecto.
Por aquí se suele decir que las parejas cuanto más reñidas, más queridas.
Vive el momento, el cardiólogo puede esperar.
Cariños.
kasioles

Patty dijo...

Lola la verdad es que eres tan genial que tu premio lo tienes muy merecido, un abrazo de todo corazón, Gracias por tu amistad …feliz día ♥

RECOMENZAR dijo...

Tanto humor tienes que rebalsa la belleza de lo que escribes

lillymarmat dijo...

Querida Lola, con razón ya no pones nada en tu blog. Después de recibir ese premio...Felicitaciones, Lola. Que lo disfrutes. Pero, sigue escribiendo, por favor.
Tu amiga chilena, que nunca más recibió tu visita en su blog...snif Ahora entiendo...Eres famosa...Uhhh..Pero, no nos olvides

Kasioles dijo...

Te felicito de corazón por ese premio que te han otorgado.
Ese libro aún no lo he leído, pero merecerá la pena, como el anterior.
Si has estado en Valladolid, sabrás que que el frío sigue haciendo de las suyas, seguro que no te ha sorprendido.
Cariños.
kasioles

lillymarmat dijo...

Gracias, querida Lola por visitar mi blog. Que tengas mucha suerte con la promoción de tus novelas. La aceptación del público es algo que no tiene precio. Sentir que nos comunicamos, que alguien disfrutó con nuestras ocurrencias ¡ es fantástico!
Un abrazo de Lily