Vídeo promocional Mujeres Descosidas

domingo, 8 de marzo de 2009

LOLA Y LOS CALVOS

- Ay, ay de mí, qué he hecho. Ay…
- ¿Lola?
- Mari Pili, ay de mí…
- ¿Lola?
- Que sí, coña, que soy yo… Ay…
- ¿Qué pasa?
- Ay Mari Pili, me acabo de quedar calva. Ay…
- ¿Calva dices? Te dije que no te cortaras más el pelo. Es feo, pero es tuyo.
- ¿Feo mi pelo? Ay, ahora ya ni feo…
- Lola…
- Ay… Dime.
- Tranquilízate, compraré ahora mismo un crece pelo y te rocío la cabeza. Mira, el otro día eche vitaminas a mis plantas y en tres días están naciendo hojas a toda máquina.
- No me puedes echar nada. Tengo el cráneo en carne viva. Creo que se me ven hasta los sesos. Ay…
- ¿Qué has usado para cortarte el pelo, Lola?
- Pegamento. Primero Loctite y después Súper Glu.
- ¿Y por qué no te echaste también un poquito de cemento armado, hija?
- Mira, no se me ocurrió. Ay… Ay cuando me vea Pepe se va a creer que soy una descerebrada.
- Si es eso lo que te preocupa, tranquila, ya lo sabe… Quieta en casa, no hagas más. Ahora voy.
- ¿Dónde vas, Mari Pili?
- Al trastero. Creo que tengo una peluca que utilice los carnavales pasados y te la pones.
- ¿La de payasa?
- Sí.
- ¿Tú crees que soy una payasa, Mari Pili?
- No, sólo patética.
- Que sepas que la culpa no es mía… La maldita crisis que va a acabar conmigo.
- Ahora echando el muerto de tu calvicie a la crisis, Lola. Un poquito de por favor…
- Sí, porque si no fuera tan ahorradora, ahora tendría mi pelo en su sitio y no en la diadema.
- ¿De qué me hablas, Lola?
- De la diadema que me compré hace veinte años. Ayer se me rompió y fui a comprar una nueva a los chinos que son muy baratos, y los chinos me vendieron una china que sujetaba mucho, pero llegué a casa y la china me hacía muy china, ¿comprendes?
- Pues… no, Lola, no te entiendo.
- La diadema china era de corte chino y me veía demasiado chinesca para lo andaluza que tengo el alma, ¿comprendes?
- No, Lola, no entiendo que haces mezclando a chinos con andaluces.
- Mari Pili que sepas que eres una racista, pero como yo no lo soy me empeñé en convertir a la diadema china en diadema andaluza…
- Muy interesante… ¿Y?
- Entonces cogí mi diadema de hace veinte años y arranqué de cuajo sus adornos y los quise pegar en la china, en la diadema quiero decir. Primero lo pegué con Loctite e inmediatamente me lo probé. La diadema aún estaba bastante china y lo chino no me favorece, entonces me la fui a quitar y el pegamento se había salido de su sitio y al tirar pues…
- Te llevaste media cabellera de camino, ¿no?
- Sí, pero como no me miré al espejo, no vi el efecto óptico de la Lola sin media cabellera, pues cogí Súper Glu y arreglé la diadema medio china y medio andaluza e inmediatamente me la coloqué en la cabeza, ¿comprendes?
- … Y te viste totalmente andaluza ya, ¿no?
- Me vi china, Mari Pili. Ya sabes que en la china hay muchos chinos calvos. Acuérdate de flan el chino, el del dibujo de la caja es chino…
- Ya, ya, ya y como no te gustaste…
- Me la fui a quitar y estaba tan bien pegada que me costó mucho y… lo logré, pero…
- Te quedaste china del todo…
- Sí, pero me queda el alma andaluza, eh…
- ¿No has tirado la diadema?
- Sí, claro, de la rabia la tiré al water y lo he atrancado. Ay, qué desgraciada soy…

14 comentarios:

Liliana G. dijo...

Jajaja María Ángeles, sí que tenés chispa para escribir... Me ha encantado este relato "descabellado".
Un gran abrazo.

Luz de Gas dijo...

Pues yo también soy casi un calvo andaluz, aunque los últimos pelos que me quedan se resisten a marcharse, mejor, sin prisa.

Besos.

Eres tremenda

ana dijo...

Ja ja ja ja ja ja ja
Es que me encanta esta Lola. Y a la Maripili ya la estoy cogiendo cariño, que consteeee.
Bueno pues el pelo crecerá, de eso estoy segura que todavía recuerdo cuando me lo corte al estilo Ana Torroja, y cuando me vi creía que me daba algo.
Un besito muy fuerte,y feliz día de la mujer trabajadora.
A ver cuando te pasas a recoger el premio al blog más sopero.

danielle dijo...

Madre mia! Que dos!!
Jajajajaj

Saludoss

Ricardo Tribin dijo...

Queridisima Ma. Angeles,

Que bien escribiste esta vez y con tanto humor.

Yo tengo un pariente calvo que llamamos Calvin Klein.

Te mando un beso HOY en un dia tan importante para las excepcionales mujeres como tu.

Ricardo Tribin dijo...

Queridisima Ma. Angeles,

Que bien escribiste esta vez y con tanto humor.

Yo tengo un pariente calvo que llamamos Calvin Klein.

Te mando un beso HOY en un dia tan importante para las excepcionales mujeres como tu.

Terly dijo...

Queridísima Lolita:
Eres tremenda, sólo a tí se te ocurre ponerte en la cabeza una diadema llena de pegamento. Confío en que el pelo te crezca rápidamente y a Mari Pili dile que la peluca de payasa se la ponga ella que tú, a pesar de tus locuras, eres un cielo.
Un beso.

salvadorpliego dijo...

Joviales y muy animosas tus letras. Un verdadero placer leerte y conocer este espacio. Te felicito.

Pedro dijo...

¡¡¡Pero Lola, a quién se le ocurre...!!!
Mira, acabo de cepillar a mi Sula y mi hijo a su gata de pelo largo(blanco), si quieres hacemos una peluca con mechas...

¡Ay Lola, Lolita Lola,
que te has quedado sin pelo,
ponte un sombrero de paja
o cubrete con un velo.

Y un clavel junto a la oreja,
que desvíe la atención
y purpurina en las cejas
para estar hecha un "bombón".

¡Ay Lola, Lolita Lola,
aunque te quedes pelona,
solo es cuestión de unos meses
para volver a estar "mona"

Un grossen besazo.

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias Mª Ángeles por alegrarme la mañana con Lola.
Un fuerte abrazo.

runner48 dijo...

Como el sol en la cara asñi son tus escritos, una gradable sensación llena de optimismo...

roxana dijo...

extrañaba tus relatos alocados!!!! jajajaja Un besito y a continuar. Lee el blog de zamora que habla de practicar el slow, por ahi te sirve otro besito

Borja!! dijo...

Muy inteligente y simpático, me he reido bastante jejeje, un saludo del vitalistayoptimista.

Marta dijo...

jajjaja, que manualidades se te ocurren!!!!