domingo, 20 de septiembre de 2009

SIMPLEMENTE LOLA

-Gute Tage tut Dame es sie will das es sie hilft ihr?
-Aimm…
-Meine Mutter ist spanisch und mein deutscher Vater. Sie wherefrom sind es sie?
-Aimm...
-Sie sind eine schöne Frau, haben sehr enterteining sehen mir…
-Alto, Pollo… ¿Tú me has visto la cara?
-Das Telefon arbeitet davon nicht, wo es er, Anruf konnte?
-¡Jesús!, qué interesante lo que me dices. ¿Tu madre bien?
-Ich werde verloren, konnte ich helfen?
-Aimm...- este fulano me está poniendo de los nervios.
- Spanien ist sehr nette, großartige Museen. Es will sie mich, Dame begleiten?
-Aimm... Espera un momentito. Quieto ahí.
-¿Pepe? Soy Lola.
-¿Qué te pasa, Lola?
-A mí nada, pero tengo aquí a un fulano que no sé lo que dice. ¿Qué hago con él?

-Vete o trata de preguntarle si habla en inglés.
-¿Y cómo le pregunto en inglés, Pepe?
-Pregúntale: ¿Does mister english, speak?
-Espera que me lo apunto y si dice que sí, ¿qué hago, Pepe?
-Dile que tú no y te vas.
-¿Y le dejo solo?... Pobrecillo, se le ve que está fatal.
-Pues llévatelo al mercadillo… ¿Qué quieres que te diga?
-Vaaaaaaale, qué poca caridad tienes. ¡Adiós, Pepe!
- ¿Eh, tú? Ven para acá. Me ha dicho mi Pepe que te pregunte lo siguiente: ¿Tú mister inglés?
-Nicht bin ich von Albacete und tue hier Kurs des Deutschen.
-¿Eh? Aimm... Mira, Pollo, me aburres, así que vete para Albacete o vente al mercadillo... ¿Qué haces? Tengo pocos sesos y no me los voy a gastar todos contigo.
-Wir gehen zum Straßenmarkt. Meine Mutter mag sie sehr viel.
-Aimm... Que todo me tenga que pasar a mí, leñe. Es que me pierde este corazón tan grande que tengo. Anda, vamos, he quedado con Mari Pili, quizá ella te entienda.
-Gewesen entzückt mit, Ihren Freund Mari Pili zu wissen.
-Que sí, Pollo, lo que tú digas… Saca dinero para pagar el autobús… Money, euritos, plata para bus, ¿me entiendes?
-No tengo dinero, soy un estudiante de Albacete aprendiendo alemán.
-Repite…
-No tengo dinero, soy un estudiante de Albacete aprendiendo alemán.
-¡Milagro!, milagro… Espera, quieto ahí…- ¿Pepe? Soy Lola.
-¿Qué quieres ahora?
-Oye, que al fulano le he enseñado a hablar en cristiano. ¿A qué soy estupenda?
-Sí, mucho. Adiós, Lola.
- ¿Eh, tú? Ven para acá. Te pagaré el autobús. Ya verás cómo te gusta el ambiente del mercadillo.
-Vielen dank für die Karte. Versorgung, dass ich kann, ich geht mit meiner Mutter zum Straßenmarkt. Dort spreche ich auf deutsch, um zu handeln praktizieren.
-Aimm… Ya ha vuelto a su ser. ¡Qué lastima!, qué poco duro el milagro.

7 comentarios:

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Aquí hay tomate seguro

joselop44 dijo...

jajaja
¡Milagro! Lola enseña a hablar en español por simple cecanía con ella, jajajaja
Me ha encantado y me he reído mucho imaginando la situación. Lo del mercadillo es buenísimo ¿dónde si no iba a llevarse a un chico alemán?
jajajaja
Un abrazo guapa

DIAVOLO dijo...

Jejeje... ¡vaya con el de Albacete! Y Lola... siempre Lola.

Besitos.

Liliana G. dijo...

JAJAJAJAA ¡Qué estupendo! Como siempre me has hecho pasar un ratito a pura carcajada.
¡Eso es tener ángel, como decimos por aquí!

Muchos besos, amiga.

América dijo...

Cielo...ajajajajajaa.....Se perdió el mercadillo que eso es mucho decir ya! Un beso guapa.

TORO SALVAJE dijo...

Jajajajajaj, no tiene cara el de Albacete....

Besos.

GAB dijo...

feliz encuentro, entre el estudiante de aleman y lola, jajajaa... enorme como siempre.