martes, 23 de marzo de 2010

LOLA EN UNA PARTIDA DE PÓQUER

-Chicos, ¿preparados?

-Pues no.

-Sí, Lola, lo tengo todo bajo control incipiente.

-¿Y a ti qué te pasa Mari Pili?

-Lola, muy sencillo, yo en mi vida he jugado al póquer. Sé jugar al parchís, pero al póquer…

-Yo te enseño prima. Sé jugar a la escoba…

-Y yo soy campeona de tute. Gané al cura de mi pueblo.

-Ya, ya sé cómo dices. Y dime Lola, ¿qué hace un pasmado que sabe jugar a la escoba, una campeona de tute haciendo trampas a la iglesia, y una jugadora del parchís? ¿No será mejor que juguemos a los tres en raya?

-No. Ahora se lleva jugar al póquer y no se hable más.

-… Yo tengo un problema…

-¿Qué te pasa Julito si te acabas de comer un bocadillo de mortadela?

-No veo, Lola.

-¡Coño, Julito! Es que eres una pena, un destrozo. Mari Pili deja las gafas a tu primo.

-Anda, coña, ¿y cómo veo yo las cartas?

-Mari Pili no me seas Barbie geriátrica, disimula al menos. Toda la vida hemos ido sin ver y ya ves a donde hemos llegado.

-Por eso, Lola…, a ninguna parte.

-Toma Julito las mías. Yo me lo inventaré.

-Si es que eres una pura mentira, Lola.

-Mira que te doy un sopla mocos, eh, Mari Pili… Bueno, vamos a centrarnos. ¿Cuál es nuestro objetivo, muchachos?

-Desplumar al chino, Lola.

-¿De qué chino habláis ahora? ¿Pero no jugamos al póquer?

-El chino, tu cuñado, Fumanchú, el que tiene pelas, Mari Pili, que no te enteras… Entrenémonos. Reparte las cartas, Julito.

-¿Dónde vas, Julito? Se dan siete cartas, no quince.

-Se dan veinte, así tenemos más donde escoger.

-Aquí pone que se dan cinco.

-¿Y vamos a hacer lo que pone en el manual?

-Eso… Da veintidós, me gusta ese número.

-¿Quién va?

-Lola, no ha llamado nadie a la puerta… Yo tengo dos tríos.

-¿Dos?

-Sí, un señor con dos señoras repetidas.

-Qué inmoralidad.

-Cállate Mari Pili, yo envido.

-¿Pero eso no es el mus, Lola?

-Sí, pero este es un póquer españolizado, coña… ¡Repóquer!, me llevo todo.

-Eh, eh, quieta ahí. A ver qué tienes. Yo tengo un cura y una recua de monaguillos. Esto vale más.

-Sí, delante de Dios, pero aquí vale mi repóquer.

-Pero si no tienes nada… Tramposa.

-¿Cómo que no tengo nada? Pero si no tienes las gafas puestas.

-Ni tú, pero yo veo que no.

-¿Que no, qué Mari Pili? No sabes perder ni aceptar mis triunfos.

-Chicas, chicas no os peguéis. Oigo la voz de Fumanchú…

-… Bueno todos tenemos póquer, ¿entendido? Cuando el desplumado se vaya nos repartimos las ganancias.

-¿Yo me puedo quedar con las plumas? Es que Mari Tere quiere una bufanda de plumas de chino…

-¿Un Fernández pensando en plumas cuando hay dinero de por medio?

-Calma, que no cunda el pánico… Sí Julito, las plumas para ti y tu muñeca chochona… Bueno, ¿qué hay que decir en cada partida?

-¡Envido!

-¡Órdago!... Ah y ¡Viva a China!

-¡Joder!, qué pena, qué destrozo de partida

6 comentarios:

joselop44 dijo...

Lola tiene más peligro que una caja de bombas jajaja
Me ha gustado lo de ganarle al tute al cura del pueblo, buen detalle jajaja
Un abrazo

Juan Julio de Abajo dijo...

Se despluma a quien sea, incluso a la Chochona, que esa, de seguro, es presa fácil de desplumar...

Por cierto: ¿El Fumanchú es autóctono o de importación? Si ya es aborigen, ¡ojo al parche! ¡Los Fumachús con bases asentadas en lo que antes conocíamo como España, son peligrosísimos!

¿Vos permitir a mí besar su blanca y suave mano? ¡Grazie, bambina!

JULIO.

www.fancyediciones.es
juan@fancyediciones.es

TORO SALVAJE dijo...

Una partida inolvidable.
Para filmarla.

Besos.

Albino dijo...

Llego tarde, pero aqui estoy.
No habeis probado con los juegos que tiene el ordenador. Hay una gran variedad, pero tienen un defecto: No te dejan hacer trampas.
Y un juego sin trampas, es un juego perdido.
Besos a la concurrencia.

Lely Vehuel dijo...

Que pedazo de partida,de pelicula.Aquí ando paseando por tu sitio, recorrerlo se torna tan agradable que siempre vuelvo. Estoy atento a cada una de tus entradas y lo estaré siempre.
Tuve una idea y la volqué en Cuentos y Orquídeas, sabes que tienes una invitación para venir aquí siempre. Te estaré esperando a ver si gusta lo nuevo, desde aquí un gran abrazo y mucha luz, hasta pronto...

blumun dijo...

Querida Lola, no puedo dejar de felicitarte, aunque tarde, aún hoy es tu santo.
Mil abrazos :)