sábado, 8 de mayo de 2010

LOLA, AGENCIA DE TRABAJO

-Pepe, soy Lola. ¿Puedo pasar?

-Ya estás dentro Lola. ¿Qué quieres?

-Vengo a hacerte la vida más fácil.

-Entonces, Lola, vete por donde has venido.

-Mari Pili ven que el triste se me revela.

-Hola, Pepe. Qué alegría verte.

-Mari Pili no me seas falsa. Eres peor que Judas.

-Pepe que sepas que siempre te defiendo aunque seas más triste que un esqueleto, pero esta vez Lola ha tenido una idea brillante que te puede proporcionar un pozo de gozos.

-¿Un pozo de qué?

-… De penas, orgasmos…, depende Pepe, cada momento es un momento irrepetible querido triste.

-Pepe, necesitas un ayudante, necesitas escuchar a tu conciencia…, la sociedad necesita un parado menos.

-Tú no, Lola, tú no, que me entra el nervio. No te quiero aquí metida, vete al mercadillo… ¿No ves que si vienes los muertos no se mueren y se me acaba el negocio?

-Traaaanqui tronco, que ni de coña quiero currar contigo, ni morirme, ni que me entierres ni siquiera traficar con muertos.

-Bien, me dejas más tranquilo. Ahora iros, adiós, Mari Pili, Lola…

-Mari Pili cantemos “¡no, no, no nos moverán! no, no nos moverán! como un árbol firme junto al río no nos moverán”… Julito ven… Pepe te presento a Julito. Julito, te presento a Pepe.

-Buenas, Don Pepe…

-Buenas… Lola, ¿de dónde has sacado a este salpimentado?

-Ojo, Pepe, con lo que dices. Es mi primo y por tanto un Fernández, de la saga de…

-Tranquila, Mari Pili, déjame a mí que domo yo a la fiera... Pepe te traigo la horma de tu zapato. Canta, recita poemas...

-Mi trabajo, Lola, es enterrar. ¿Para qué quiero un cantante que fluye poesía?

-Necesitas un trovador para que el muerto se vaya más contento… Eso sí, hay que darle de comer. Está flojo y con un aire se te cae al hoyo y el bollo se te queda cojo.

-¿Don Pepe dan café con magdalenas en este santo sacro lugar?

-Julito calla. No empecemos la casa por las contraventanas.

-De eso nada- Hay que saber qué sueldo se le va a pagar a mi primo. Un Fernández no trabaja por nada.

-Julio, ¿qué sabes hacer?

-Nada, Don Pepe, pero tengo muy buena voluntad.

-Muy bien, Julito, muy bien… Pero mírale Pepe, está enterito, no ha currado en su vida. Conserva la energía virgen sólo y exclusivamente para ti. Y encontrar vírgenes en los tiempos que corren…, es costoso.

-Lola, hacedme un favor… Iiiiiiiiiiiiiiros los tres de aquí.

-A cantar chicos unidos en la lucha, no nos moverán, unidos en la lucha, no nos moverán” Pero pepe no me seas rancio, mira al chico con cariño. Si hasta tiene un puntito canalla muy gracioso.

-Lola, ¿dime para qué quiero un puntito canalla en una funeraria?

-Muy sencillo, Pepe, sencillísimo. Imagínate que viene una viuda inconsolable que no tiene consuelo. ¿Qué haces con ella? Tú la pondrías una silla al lado del muerto para que llore cómodamente. No, Pepe, no. Los tiempos cambian. Las viudas hoy necesitan consoladores y ahí entra Julito. Qué labia, qué porte, qué, qué, qué destrozo de hombre… Además la viuda bien consolada recomendará tu funeraria a otras viudas. Ya sabes, el boca a boca del marketing… ¿Qué, Pepe, cerramos el negocio?

-Largaros, largaros ahora mismo de aquí. Esto es un sitio serio.

-Tan triste como tú, Pepe… Chicos, a cantar… unidos en la huelga, no, no, no nos moverán! unidos en la huelga, no, no, no nos moverán! como un árbol firme junto al río no nos moverán, no nos moveráaaaaaan!


8 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Que oportunidad ha perdido Pepe de engrandecer el negocio.

Besos.

Albino dijo...

Yo no quiero ese trabajo que me da grima...salvo que la viuda no pase de los 40 años.
Besos

Juan Julio de Abajo dijo...

La verdad es que Pepe, de negocios funerarios, poco. ¡Poquísimo! ¿Y si Julito es una perita en dulce y a las desconsoladas les da el consuelo reparador que toda desconsolada - y seguramente menesterosas de lo que no debieran de menester - necesita? Los que van para muertecitos ya están flojos, chupados, inservibles, no les tira el "aparato" y las futuras y alegres viudas es lógico que demanden un "consuelo" mejor que un "consolador", que es un trasto feísimo por muchas vibraciones que emita. Ya hablaré con Julito si me lo encuentro por ahí y le diré de tu parte, Lolita, lo que ya está más pregonado que un pregón: "Julito, a "trabajarte" a las viudas, que estando como estás de enterito y poco desgastado - ¡un chollazo, chico! -, una pasta gansa te puedes llevar amén de otras dádivas lividinosas y un brillante porvenir que la Lola te pone en bandeja de plata."


Pues eso, besos mil y un abrazo cálido (más que nada por el frío que hace).

JULIO.

www.fancyediciones.es
cine@fancyediciones.es

JAVIER AKERMAN dijo...

Jajajajaja... acabo de leer este post y Lola Mujer Espía... ¡menuda mujer! ¡Me siento espiado! :)
Besotes guapetona.
Feliz semana.

Alís dijo...

Pues a mí me parece una magnífica idea que en una funeraria exista un consolador para viudas...
Parece que Pepe también necesita consuelo.

Muy divertido el post

Un beso

RECOMENZAR dijo...

Eres mucho tanto... que nos hacés sonreir a diario.. besos y jazmines LOLA hoy

gaviota dijo...

ya veo escritora todos soñamos con ello o yo por lo menos, escribi un libro de poemas no hace mucho, mi vida es escribir y los blogs me sirven para disternirme en ello si no te importa te siguire de cerca me gusta lo que leo y veo te espero cuando gustes besitos gaviota

Luis G. dijo...

Hola, Mª Angeles, encantado de recibir tu comentario. Leeré con mucho gusto tu relato, al igual que haré con tus blogs. Mi correo es el siguiente:

luisgispert@gmail.com

Gracias, amiga.
Besos.
Luis.