jueves, 29 de junio de 2017

MI PEPE Y LAS NOTICIAS

Lo peor que te puede pasar, o lo mejor nunca se sabe, es tratar de ver o escuchar las noticias con mi Pepe porque ni oyes ni escuchas ni entiendes ni te enteras. Bueno, me he expresado incorrectamente porque oigo y veo pero a mi Pepe, ¡qué martirio!

Su cara se transforma, su bigote vuela haciendo piruetas cuánto más incongruente es la noticia. El periodista comienza a hablar y escucho una voz en hoc pegada a mi oreja que me va traduciendo la noticia. Vamos, como si el periodista hablara en chino mandarín y yo, una mermada en entendimientos, necesitara de su Pepe para que me tradujera la noticia.
Yo subo el volumen de la radio o de la televisión a ver si se da por aludido, y lo terrible es que él eleva su voz que, ¡menudos matices tiene! Reflexiva, encolerizada, pausada, precipitada y vuestra Lola termina no queriendo saber del mundo, ¡ahí que le den! Porque vigilo mi cordura, amigos, por saber de su fragilidad y no quiero que se distorsione por la malaleche que a mi Pepe le pone el mundo contractual.

Cuando era joven, esto mismo lo sufrí con mi padre, un radical de narices. No se andaba por las ramas. Apagaba la radio o la televisión y ahí me quedaba yo pasmada y con la boca abierta.
Cuando mi padre se fue con San Pedro a jugar al parchís-lo que más le gustaba a mi padre además de hablar como una locomotora- le sucedió mi madre que permanecía muda durante horas pero su voz resurgía como la primavera y sus margaritas con las noticias. Ella no comentaba lo que sucedía aquí o allá, no. Hablaba de las cosas más variopintas y tú, de aburrimiento, apagabas la radio o la televisión para que el dolor de cabeza no naciera en tu mollera.

El más listo de la familia es mi Peluche mayor; ha heredado algunos genes de su padre. Cuando comienzan las noticias apaga la televisión y dice en un tono concluyente “Vamos a disfrutar de la familia” Y efectivamente, disfrutamos los unos de los otros en continuo debatir sobre lo divino y humano, discutiendo por todo, tirándonos de los pelos, echándonos en cara quizá que hace tres años me escupiste un huevo frito que te hice con todo mi cariño, y mi Pepe dándonos una disertación que no tiene ni principio ni fin y que nadie hace caso, ni siquiera el perro… Para que luego digan que no hay diálogo en las familias ¡Alquilo a mi Peluche por horas!

Así que cuando me levanto todos los días a esas horas en que ni el alba ni está ni se la espera, leo la prensa. Como estoy dormida pues estupendo porque me entero de la mitad y de la otra mitad no la comprendo. Claro que mejor, analizándolo fríamente, estos tiempos convulsos son una mierda y perdonad que me exprese con este oprobio, pero es la palabra que más se ajusta al estado actual de las cosas y las personas.

Con lo cual, tal vez entre unos y otros, cada vez esté más desinformada pero para leer memeces, mejor despertar con un poema de Salinas, por ejemplo, que me prepara el carácter para el resto del día y para bien porque para violentos, mi Pepe, que se despierta con las noticias y corre detrás de mí para que escuche su versión que es la buena, según él, claro. O si me ve escribiendo, se sienta a mi lado a recitarme que Trump, Montoro o la mona chita se han tirado por un terraplén.

¡Buen fin de semana, amigos! Ah, iros a disfrutar y si necesitáis saber cómo está el mundo, llamad a mi Pepe, ya veréis que prontos deseáis desconectar.

4 comentarios:

AMBAR dijo...

Tranquila, no llamaré a tu Pepe, yo, también tengo uno.
Ya no miro la tele ni leo la prensa, total para qué te vas a preocupar, las cosas como vienen se tiene que tomar.
Disfruta de un buen fin de semana, un abrazo.
Ambar

Patty dijo...

La verdad es que leerte sin tener dar una risotada pues es difícil, solo te diré esto "SI SUPIERAS CUANTO TE ENTIENDO" jajajajajaj besos preciosa :*

lillymarmat dijo...

¡ Así que tienes un comentarista en la casa! Uf, aquí en este hogar mal formado soy yo. Solo vivimos mi hijo y yo y vemos juntos las noticias. Trato de morderme la lengua para no opinar de todo porque creo que lo pongo loco. Confieso ser muy politizada. Compramos tres diarios. Entre ellos, El País, de España. Así es que ya me manejo en los avatares del Psoe, PP y Podemos. Que ojalá no puedan...Aquí tenemos varios inspirados en ese partido y nos da susto.
Por supuesto, me reí mucho con tus cosas. Leerte es alegría y buen humor seguros.

Reina Letizia dijo...

Ven a Londres conmigo. Paga hacienda las rebajas.

Besos de Reina