viernes, 13 de noviembre de 2009

LOLA EN SACÓFAGOS A LA MEDIDA

-¿Sabes Mari Pili? Yo por mi Pepe maaaato.
-Pues yo no soy menos, Lola. Yo asesiiiino.
-¿Tú? ¿A quién? Si no sabes ni matar a una mosca.
-Pues aprendo.
-Oye… ¿Y por qué quieres aprender a asesinar a mi Pepe? Puedo llegar a entender que tengas motivos porque Pepe siempre está dando motivos, pero mancharte las manos de sangre por alguien que no es de tu familia, chica, no sé…
-Lola yo no quiero hacerte un desprecio con tus chismes, pero a mi tu Pepe me importa un pepino.
-Ah… ¿Y por qué llamas chisme a mi Pepe? Pues te advierto que mi Pepe en los días impares es muy majo.
-Y Paquito en los pares, Lola, pero ni por tu Pepe ni por mi Paquito mato.
-Pero si lo has dicho Mari Pili.
-Asesiiino por mi Luisito, Lola.
-¡Coño, Mari Pili! ¿Y quién es ése?
-Lola, Luisito es mi hijo, tu sobrino postizo. ¿Tan poca cosa le encuentras que no sabes quién es? Mira que te asesino. Lola, por mi hijo, maaato.
-Paaaara, que me parece que tenemos un día un poco virulento Y yo no puedo ir a la cárcel ni encontrarme a ningún policía hoy porque me voy de viaje.
-¿Qué te vas? ¿Dónde, cuándo, por qué?… ¿Y yo, Lola?
-Mi Pepe ha ganado un premio de ventas.
-¿Pepe? ¿Y qué ha vendido?
-Pues, ¿qué va a vender, Mari Pili? Muertos.
-¿Muertos? ¿Y de dónde los ha sacado?
-Mujer, es una metáfora. Le han nombrado el mayor vendedor de cofres para muertos español… ahí es ná.
-Cofres… dirás cajas funerarias, cajitas para difuntos, Lola…
-Eso quería decir, mujer, sarcófagos para guardar muertos.
-¿Y a dónde os vais?
-A Paris de la Francia.
-Lola habla bien. Con decir París es suficiente.
-No, Mari Pili, no. París es de Francia, lo he visto en el mapa. Me puse las gafas y todo para verlo.
-Espera un segundo, Lola… ¿Paquito? Se puede saber qué estás haciendo…
-Hola, cari… estoy navegando por Internet.
-Deja eso ahora mismo y sal a vender.
-¿Vender el qué, cari?
-Lo que sea… Mira abre mi armario y vende todo lo que hay… Ah y no vuelvas hasta que te hayan nombrado el hombre del año. ¿Entendido?
-Cari, entonces no vuelvo…
-Mejor, mucho mejor ¡Hala!, ve con Dios… Ya estoy aquí Lola. Soy muy feliz.
-¿Cómo vas a ser feliz, Mari Pili, si yo me voy a París de la Francia y tú te quedas?
-No feliz, Lola, sino chirriando estrepitosamente felicidad… He mandado a Paquito a que sea el hombre del año.
-Ah… ¿Y?
-Pues que ha dicho que no vuelve… Lola que sin matar, me he liberado.
-Ah no, vamos que no y cuando digo no es no. Ahora mismo voy a llamar aa Pepe para que siga matando cajas y le nombren el matador oficial de difuntos.
-¿Qué estás diciendo Lola? Se te ha ido la pinza.
-De eso nada monada. ¿Tú sabes Mari Pili el tiempo que le va a llevar a mi Pepe ser el mejor matadero del mundo mundial en sarcófagos a medida?
-No sé, Lola, en este momento no tengo reloj ni calendario, ni siquiera metro para medir.
-Pero te lo digo yo… Una eternidad. Así que vete a hacer la maleta que nos vamos a Paris de la Francia mientras nuestros hombres vuelven.

5 comentarios:

Felix Casanova Briceño dijo...

Maria Angeles...

je,je, es buenísima la conversación... las das un poco más de carrete y acaban enzarzadas. Me gustó mucho.

Besos

TORO SALVAJE dijo...

Matador oficial de difuntos jajajjajajajjaja

Que locas, jajajja.

Besos.

joselop44 dijo...

Vaya dos piezas jajaja
Un abrazo.

Liliana G. dijo...

Menuda forma de sacarse de encima a los maridos... Jajajajajajaaa

Geniaaaaal.

Besotes.

LOLI dijo...

Jajajaja,vaya dos,pobres maridos!!!:)

UN BESAZO