Vídeo promocional Mujeres Descosidas

viernes, 10 de febrero de 2017

SAN VALENTÍN

¡Muy fuerte, pero muy! Acabo de leer que en los supermercados celebran San Valentín. Mi Pepe siempre tiene un detallito conmigo; no cree ni en Valentín ni en San, todo hay que decirlo, pero él sabe que está emparentado con una consumista de pro y con tal de tal, celebra hasta el día del palillo prodigioso si es que llegara a existir. Entonces, claro, yo me veo obligada a tener también un detalle con él. No siempre lo tengo, todo hay que decirlo. Primero porque su austeridad es tan austera que jamás necesita nada. Sin embargo este año estoy blandita y como mi Pepe no tiene dientes que se los están poniendo pues está triste por añorar unos dientes donde hincar el diente ¡cómo me explico! igualito que un libro cerrado y con candado. Bueno el caso que en el San Valentín del súper he visto tomates raf a 2,49€ y tomates para salsa a 0,89€ y como Pepe su vida socio consumista gira en torno al tomate, pues le voy a regalar un par de kilos, pero los de salsa, porque sin dientes que no tiene será mejor la salsita para su inexistente dentadura. Por menos de dos euros he quedado como la reina del mambo en una noche de pasión roja y mi bolsillo no se ha resentido.
El caso es que yo le iba a pedir a mi rumboso Pepe de regalo de “Sin San Valentín también te quiero” una joya pero me da no sé qué, qué sé yo que el chico se gaste una pequeña fortuna y lo mío no llegue a dos euros, así que me he puesto a pensar aprovechando que es día par y otra obsesión de mi Pepe son los calzoncillos y los calcetines. ¡Qué desajuste emocional sufre cuando no los encuentra! Piensa que se los han robado. Ya le digo yo “Alma de cántaro quién te los va a robar si parecen de cura célibe restringido y estreñido”, pero el sufre cuando abre el cajón y no los ve. Pero es que acabo de leer una noticia inquietante. Más del 23% de la población masculina les importan un carajo llevar calzoncillos o calcetines rotos… Y yo, en mis sesos planos, me pregunto, ¿qué opinarán las féminas/felinos que se topen con ese 23% en una noche de pasión, desenfreno y lujuria cuando vean los dedillos de los pies al viento o esos agujerillos inoportunos en los calzoncillos? A mí porque nadie me va a preguntar pero el primer consejo ahorro/económico que daría es que sin luz todos los gatos son pardos. Pero ¡ojo! mi Pepe lleva todo cosido y bien atado…Sí, regalar unos calzoncillos no es nada romántico, pero mi Pepe tampoco lo es.
Claro que a continuación he leído otra noticia aún más espeluznante. El 41% de la población masculina prefieren a las treintañeras/os para una noche de pasión, lujuria y desenfreno; al resto que las den canutillos de las monjas. Ni las/los de treinta para abajo ni las/los de cuarenta para arriba tienen nada que hacer. Las unas/unos porque aún no se han descubierto así mismas/os y las otras/otros porque su lívido se encachirula. Total, es lo que hay.
…Pues estoy pensando que ni tomates ni calzoncillos ¡Anda que le ondulen! A ver, yo pasé antes de ayer de la treintena como quien dice con lo cual a mi me va a desechar, ¿no? Pues ya está.

Ahora, yo pido mi regalo, anda que lo pido. Buena soy yo…

3 comentarios:

Lola dijo...

En verdad que tanto santo a mi me incomoda, ahora por mi tiempo a su lado en el que le regale todo… tener que regalar por obligación no es lo mío, eso sí, tuve que hablar seriamente con mi amor y decirle que no necesita un día para un regalo, que si le apetece, cuando vaya a la compra ( cosa que hace porque quiere) que me traiga alguna fruta exótica, o un kilo de aguacates que me encantan, si ya sé que no es romántico, pero yo regalo cuando veo algo que le puede gustar que aparte de mi… solo le gusta el futbol, y yo sin pensarlo, al rico canal plus, y como se lo regale el año pasado, este año no me toca. Ha sido un placer leerte. Un abrazo.

lillymarmat dijo...

Muy simpático tu comentario sobre el día del amor y las necesidades de tu Pepe. No creo eso de que no tenga dientes...Que ahora con eso de los implantes de titanio...A mi propio Pepe le mandaré solo una tarjeta via Internet, pues se halla muy lejos de mi corazón.

DEMOFILA dijo...

Hola, por lo que he leído en tu entrada compartes mis ideas sorre el día de los enamorados.
Lo dices en tu comentario a mi entrada, estoy totalmente de acuerdo contigo que este día hay un consumismo terrible, a costa del amor.
Besos, feliz fin de semana.