viernes, 22 de enero de 2010

LOLA Y JUDE LAW,HIJO DE MARI PILI

-Mari Pili, Mari Pili, ¿Virgen del Perpetuo Socorro, cómo no me lo has dicho?
-¿Eh? Decirte el qué…
-¿Qué va a ser? Lo del niño, tu hijo, mi sobrino… ¿Dónde está?
-¿Eh?… En la cama.
-¿Segura, segurísima?… Por la cara de alucinógena que me estás poniendo, tú tampoco te has enterado… Ay, mi niña, que tiene un bombazo en casa y ella en bragas… Pero para eso estoy yo… Toma.
-¿La revista Telva? Ya la tengo, Lola.
-Pues la has leído sin ojos. Ponte las gafas y mira… Por cierto, ¿Seguro que el niño está arropadito en la cama?
-Que sí, pesada… Ay, ay, que es mi Luisito, que es él… Paquito, Paquito ven, corre… Mira…
-Hola, Lola. ¿No tienes otra hora más tarde para venir a dar la zambomba a esta casa? Cualquier día duermes aquí.
-Pues si me invita mi amiga, duermo y en tu cama y tú, a tomar café, desavorío. Las siete de la mañana es una hora muy respetable para ir de visita porque te da tiempo a hablar más.
-Dejad de tiraros flores y Paquito mira…
-¿Qué quieres que mire, Mari Pili, a Jude Law?
-Qué Jude Law ni pepinillos en vinagre, es Luisito Fernández de la saga de los Fernández de toda la vida. Una estirpe única y con conciencia de clase, Paquito.
-¿Estirpe única? Ya sé cómo dices. En España tan sólo debe a ver unos quince millones de Fernández. En cambio, Ontibuñuelo sólo estoy yo.
-A Dios gracias, amén… Bueno, entérate melón, no he venido a discutir contigo sino a daros el notición y a preparar los papeles.
-¿Qué papeles, Lola?
-Mari Pili quiero ser la representante de Luisito, yo le he descubierto.
-Lola, haz el favor de irte de esta casa ahora mismo y dejar en paz a mi mujer. Está como un sonajero y por culpa tuya.
-¿Sonajero mi Mari Pili? Estás muy equivocado, Paquito. Mari Pili está más sonada que una campana… Y no una campana cualquiera, eh. Campana de catedral, nada menos… Y no me da la gana de irme. ¿Tú sabías, Paquito, que Luisito va diciendo por ahí que tiene treinta y seis años? Será tonta esa criatura. Su madre y yo borrando los años del DNI que cualquier día, por fin ya no hemos nacido y él, hala, a ponérselos… Claro, que eso no es lo peor…
-¿Hay más Lola?
-Sí, Mari Pili, sí… Tú preocupada porque el niño no tenía novia y ya ves, se ha fulminado a media Castilla León y parte del extranjero. Es la caña mi sobrino… Eres abuela, Mari Pili.
¿Eh?… No puede ser, Lola… Si soy muy joven.
-Sí, sí, joven, pero abuela de tres criatura… Miento, son cuatro.
-Lola, me estás calentando. Veeeete…
-Y una mierda, que no me voy, Paquito. Quiero la exclusiva.
-Toma cinco euros y lárgate.
-¿Cinco euros, Paquito? Que sepas que yo no tengo precio, no me vendo, aunque me quedaré con los cinco euros… Estoy a final de mes y me vienen de puta madre. Gracias… Mari Pili, qué guapo está el niño, ¿verdad?… Paquito, haz algo. Pon un par de cafés.
-Lola, estoy flotando en una nube. Mi hijo famoso, rico, guapo… Hasta le perdono lo de ser abuela.
-… Sois dos chaladas. Poneros las gafas, coño. ¿No os dais cuenta que Jude Law y no Luisito, joder?
-… Oye Mari Pili, Paquito, encima de cenizo, mal hablado, es que no nos deja ni desvariar un poco… Qué asco de hombres… Por ciero, Mari Pili, no queda más remedio que volverte a llamar Magui Pili, suena más internacional. Yo no me cambiaré el nombre. Seré de la rama brasileña de tu hijo, más que nada para dar más glamour al CV de Luisto, ¿no te parece?
-¿Brasileña tú? Será por el culo que tienes...
-Que te calles, Paquito, y déjanos soñar, leñe. Y lo de mi culo ya hablaremos tú y yo.

5 comentarios:

joselop44 dijo...

Ontibuñuelo jajajajja Eres genial y divertidísima.
Un gran abrazo.

Albino dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Albino dijo...

Y ahora prepara a ese hijito para ir a la Eurovision. Creo que están buscando un sustituto para una tal Karmele Marchante, que se cabreó mucho porque no la seleccionaron.
Ah! Y que se haga amigo de Belén Esteban, pues así se le abrirán las puertas mas grandes y populares de Tele-5 y a cobrar por cada aparición, que la vida es corta y hay que aprovecharla.
Ese es el camino del futuro.
Besos, Lola y Magui Pili

Albino dijo...

Vale la segunda, que uno tiene tambien el derecho a equivocarse cuando los dedos, a las nueve y pico de la mañana, estan todavía desordenados.
Besos, más

bixen dijo...

-¿Brasileña tú? Será por el culo que tienes...

¡Genial!